Saltar al contenido

Herrón seguirá en Boca durante la Libertadores… y seguramente contra Colón

El entrenador interino de Boca Juniors, Mariano Herrón, dirigirá el equipo el jueves ante Monagas en Venezuela, en el debut en la Copa Libertadores 2023, y es posible que también lo haga el próximo domingo ante Colón, por la décima fecha de la Liga Profesional, mientras el club sigue en la búsqueda de un director técnico.

«Si el lunes hay entrenador volveré a mi lugar (en la Reserva del club), y si me toca dirigir en Venezuela lo haré para ayudar, nada más», había señalado Herrón el sábado pasado después del triunfo «xeneize» de visitante por 3 a 0 ante Barracas Central.

Herrón estuvo hoy desde las 9 -al igual que el domingo- a cargo de la práctica en el predio de Ezeiza junto con su ayudante, Claudio Morel Rodríguez, y como se suponía dirigirá al primer equipo en el estreno copero ante el Monagas en la ciudad venezolana de Maturín.

Y si no hay un nuevo entrenador designado por la dirigencia boquense, Herrón estará también en el banco ante Colón de Santa Fe el próximo domingo en la Bombonera, por la 10ma. fecha de la Liga Profesional de Fútbol (LPF).

«La decisión está tomada y es traer a alguien de afuera del club. Pero las negociaciones son en silencio para no crear una nueva expectativa como pasó con Gerardo Martino. Mientras, sigue Mariano (Herrón) pero por ahora la idea es que continúe lo menos posible», dijo hoy a Télam un allegado a la Secretaría de Fútbol de Boca.

Mientras que en una entrevista con el canal oficial del club que hoy cumplió 118 años, el delantero Darío Benedetto realizó una autocrítica en nombre del plantel y exculpó a Hugo Ibarra y su cuerpo técnico.

«Estamos en deuda con el juego, porque debemos hacerlo mejor, y eso no fue culpa del entrenador exclusivamente, sino de todos, del cuerpo técnico también, pero por supuesto de los jugadores, que somos conscientes de que debemos ser los primeros en tener un poco de autocrítica y corregir cosas para trabajar. Y para poder hacerlo hay que trabajar», argumentó «Pipa».

Mientras tanto la dirigencia de Boca tiene en claro que los tiempos se acortan, porque en abril el equipo afrontará tres partidos por semana entre Liga Profesional y Copa Libertadores.

Ahora, aparte del viaje a Venezuela y de recibir a Colón el domingo, se viene el próximo miércoles 12 el clásico de visitante ante San Lorenzo.

Tres días después de visitar a los «cuervos» de Boedo, el «Xeneize» recibirá a Estudiantes de La Plata, para luego enfrentar también de local al Deportivo Pereira de Colombia el miércoles 14 de abril, por la Copa Libertadores.

En tanto, en silencio pero con mucha acción, Herrón vive su momento y prepara el equipo para el jueves en Venezuela, que no tendría variantes respecto del que goleó el sábado al «Guapo» en Barracas.

Hoy el plantel realizó ejercicios regenerativos y mañana seguramente habrá un táctico en donde el cuerpo técnico pondrá un posible once en cancha.

Los únicos jugadores que salieron con molestias físicas ante Barracas fueron Guillermo «Pol» Fernández y Luca Langoni, pero no tendrán inconvenientes para estar en Venezuela.

El posible equipo entonces será con Sergio Romero; Nicolás Figal, Facundo Roncaglia, Bruno Valdez y Frank Fabra; Guillermo «Pol» Fernández, Alan Varela y Juan Ramírez; Luca Langoni, Darío Benedetto y Sebastián Villa.

El plantel se concentrará mañana en un hotel de la zona de Ezeiza y el miércoles a las 10 viajará en vuelo chárter -que tardará 10 horas en llegar- directo hacia la ciudad petrolera de Maturín, en donde enfrentará al Monagas, que está tercero en la liga local.

Boca volverá a trabajar mañana en horario matutino en el predio de Ezeiza, a la espera del viaje a Venezuela para jugar ante el Monagas el jueves a las 21 (hora de Argentina) por el Grupo F de la Copa Libertadores.

En cuanto al nuevo entrenador, Diego Martínez -quien actualmente dirige a Tigre- es uno de los candidatos principales, y el que encabeza la lista de rumores.

El sábado por la noche, tras la victoria agónica de su equipo por 2 a 1 ante Lanús, señaló: «No tuve ninguna comunicación por parte de la institución (Boca), ni tampoco se han comunicado con Tigre. Es lógico por la buena relación entre las instituciones. Me genera orgullo y satisfacción como cuerpo técnico, porque todos sabemos lo que significa Boca».

«Me siento muy feliz en Tigre. Nos sentimos muy valorados por la institución, por toda la gente que trabaja, y sentimos el cariño de la gente también, que es muy importante. Pero lo más importante es que sentimos el respeto de lo mejor que tiene esto, que son los futbolistas», sostuvo Diego Martínez al respecto.

En tanto, en el «mundo Boca» se habla de un entrenador argentino en el exterior «que interesa». El propio Juan Román Riquelme estaría a cargo de las gestiones, aunque por ahora su nombre está guardado bajo «siete llaves».

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: